ppoomm.jpg

Obras Misionales Pontificias

Las Obras Misionales Pontificias son una red mundial al servicio del Papa para sostener la misión y a las jóvenes Iglesias con la oración y la caridad.

Las Obras Misionales Pontificias son cuatro. La Obra de la Propagación de la Fe, la Obra de la Santa Infancia o Infancia Misionera y la Obra de San Pedro Apóstol nacieron en Francia en el siglo XIX, dos de ellas por iniciativa de mujeres apasionadas de la misión. En particular Pauline Jaricot, la fundadora de la Obra en 1822, expresó el principio fundamental: orar y ofrecer por la obra de evangelización de la iglesia. La cuarta Obra, la Pontificia Unión Misional, nació a principios del siglo XX.

En 1922 el Papa Pio XI confirió a las Obras el carácter de “Pontificias”. De este modo el Papa reconoció el carisma de las Obras, las hizo suyas y las convirtió en su instrumento para sostener, con oración y caridad, la missio ad gentes de la Iglesia. A través de ellas, el Papa se ocupa de las numerosas necesidades pastorales de las Iglesias jóvenes.

De hecho, ofrecen un apoyo espiritual y material constante para que los misioneros puedan anunciar el Evangelio y edificar la Iglesia, contribuyendo así al bien de las personas entre las que cumplen su mandato.

Las OMP están al servicio de la Iglesia y brindan a cada bautizado la oportunidad de vivir su fe compartiéndola con los demás y experimentando su dimensión universal. La oración, el sacrificio y la caridad son modalidades concretas que ofrecen las OMP para vivir una fe misionera y universal.

Visita la página oficial.

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA.