Japón: ayuda a las familias de la tripulación del buque hundido

nave-livestock.jpg

Japón: ayuda a las familias de la tripulación del buque hundido

nave-livestock.jpg

A través del Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral el Papa Francisco decidió enviar una ayuda económica a todas las familias de los miembros de la tripulación del buque M/V Gulf Livestock 1 (39 filipinos, 2 australianos y 2 neozelandeses), que se hundió en el mar del Japón cerca de la isla de Amami Ōshima el pasado 2 de septiembre, tras una avería en el motor principal mientras estaba en curso el tifón Maysak. El barco navegaba desde el puerto de Napier (Nueva Zelanda) hasta el de Jingtang, Tangshan (China).

La ayuda económica, en colaboración con las nunciaturas apostólicas y las Stella Maris de Filipinas, Australia y Nueva Zelanda, se entregará personalmente a las familias de los desaparecidos y de los dos supervivientes, junto con un pequeño regalo personal del Papa Francisco, para mostrar su cercanía y solidaridad.

Esta contribución va acompañada, desde los primeros días del naufragio, de un apoyo espiritual, psicológico y personalizado ofrecido a las familias filipinas por un equipo de profesionales, capellanes y hermanas de los Centros Stella Maris de esa nación.

El apoyo, que por causa de las restricciones de COVID-19 se ha llevado a cabo sólo ahora mediante el uso de las redes sociales y de una plataforma digital, continuará durante varios meses.

 

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA.